Itinerario de 2 semanas en Polinesia Francesa. 14 días en el paraíso de las lunas de miel.

by Ale Werner

Ia Orana y bienvenidos al verdadero paraíso en la tierra! Un viaje a la Polinesia Francesa es un sueño para muchos… y si estás pronto a cumplirlo, seguro querrás que sea perfecto. Con 118 islas que se extienden en un gran área del océano pacífico, cada una distinta y similar al mismo tiempo a la anterior, es importante elegir las adecuadas para tu viaje. En este post te entregamos un itinerario de 2 semanas en Polinesia Francesa, pensado para lunas de miel pero que también puedes hacer en familia o con amigos. 14 días en el paraíso, 14 días para no olvidar jamás.

Revisa aquí 10 cosas que te sorprenderán de Polinesia Francesa.

Papeete en Tahiti – El puerto de entrada a la Polinesia Francesa.

Lo primero que debes hacer de frente a tus 2 semanas en Polinesia Francesa es llegar a Papeete, la capital. La verdad hemos dejado este destino como solo de paso pues creemos que hay islas mucho más hermosas para visitar. Algunos deciden quedarse uno o dos días para explorar un poco durante su viaje a Tahiti, pero si puedes coger inmediatamente un avión a otra de las islas, te lo recomendamos en un 100%.

¿Sabías que skyscanner es el mejor buscador de vuelos? Lo mejor es que te redirige inmediatamente a las páginas de las aerolíneas y agencias de ventas de pasajes, por lo que te aseguras de estar comprando sin estafas. Te recomendamos SIEMPRE comprar en las web de las aerolíneas y evitar otras páginas de venta de pasajes desconocidas.

Rangoria – 3 noches

Partimos por uno de los destinos más populares de las Islas Tuamotu, algo alejadas de la capital Papeete en la isla de Tahiti pero sin duda uno de los lugares más maravillosos de la Polinesia Francesa.

La isla de Rangiroa es un atolón, es decir un anillo de tierra (o arena blanca) muy estrecho con una gran laguna azul claro en su interior. La tierra es en real de origen marino (de coral) por lo que no verás los típicos volcanes o grandes montañas como en otras islas. Además, la franja de tierra no es continua, si no que tiene cientos de pequeñas entradas de mar que alimentan la laguna y permiten el paso de animales marinos sorprendentes que llegan a descansar a sus aguas. Debido a esto, no se ve como una isla, sino como varias islas, que juntas forman un anillo.

¿Por qué la recomendamos?

  1. No está en la ruta más tradicional ofrecida por las agencias de viajes, por lo que verás menos turistas que en islas como Moorea y Bora Bora.
  2. Los precios no son tan altos y puedes encontrar hoteles increíbles mucho más baratos que en el resto de las islas.
  3. Es un excelente punto de partida para tu viaje o luna de miel de 2 semanas en Polinesia Francesa. Podrás relajarte y realizar actividades, pero no sentirás esa obligación de verlo todo como ocurre con Moorea y Bora Bora que son más conocidas.
  4. La hermosura del atolón es impactante.
  5. Si te gusta el buceo, aquí podrás hacer inmersiones con todo tipo de animales fantásticos (como mantarayas, tiburones y delfines. Estos últimos adoran a los buzos y siempre los encontrarás al comienzo o al final de tu inmersión. Verlos de cerca e incluso tocarlos en su hábitat natural es una experiencia increíble que hará de tu viaje a Rangiroa inolvidable.
  6. Si no te gusta el buceo, también puedes hacer excursiones de snorkel. ¡No te arrepentirás!
Tikehau desde el aire
Así se ve un atolón desde el cielo

Los imperdibles de Rangiroa

Realizar un tour de buceo por el atolón de Rangiroa

Esta es la una de las razones principales por la que la mayoría de los turistas eligen visitar la Polinesia Francesa y sin duda Rangiroa no queda atrás entre las mejores islas para bucear. Si te gusta la vida submarina, es imprescindible que reserves en uno de los dive centers y salgas a explorar el fondo del mar.

Entre el espectáculo animal que vive en la laguna y alrededores de Rangiroa puedes encontrar: una gran cantidad de tiburones (tiburones tigre, tiburones grises, tiburones martillo, white tips, black tips, etc.), mantarrayas, eaglerays, delfines y por supuesto una infinidad de peces tropicales, etc.

Aunque todo el tiempo el buceo en Rangiroa es espectacular, hay que tener en cuenta que la temporada de ballenas generalmente va de agosto a octubre y que el mejor momento para ver tiburones martillo es de enero a marzo (por la temporada de lluvias). A pesar de que es imposible “prometer” que se verá a estos gigantes marinos, si tendrás más opciones en esta época. Lee además nuestros consejos para ser un buzo responsable en este post.

Si el buceo no es realmente lo tuyo, no dudes en ponerte una máscara, aletas y hacer snorkel en los alrededores de tu hotel o de los pueblos para descubrir el maravilloso mundo submarino. No es necesario bajar metros y metros hasta la profundidad del océano para ver a estos maravillosos seres submarinos. No te arrepentirás de vivir esto y más en tus 2 semanas en Polinesia Francesa.

Ver los delfines en Ohatu Point, Tiputa Pass.

Puedes tomar una bicicleta si estás en el motu principal y pedalear hasta el Ohatu Point, con una vista privilegiada a Tiputa Pass. En este lugar vive hace años una familia de delfines por lo que siempre podrás verlos de lejos saltando y jugando en las aguas del paso que conecta la laguna natural y el enorme mar pacífico.

Ten paciencia si no los ves de inmediato. Hay algunos restaurantes en la costa donde puedes comer y/o tomar algo mientras observas el Tiputa Pass en busca de estas hermosas criaturas.

Hacer una excursión por la laguna de Rangiroa y los motus cercanos.

Muchas agencias de viajes y locales ofrecen tours por el día que te llevarán lejos del Motu principal hasta lagunas paradisiacas y pequeñas islas desiertas. Uno de los favoritos es el “blue lagoon”, un sitio que parece una postal pues está formado por 5 bancos de arena (motu) que rodean una especie de mini mar de casi 30 hectáreas, todos ubicados en el arrecife de coral del atolón. Además, en los alrededores encuentras un montón de tiburones black tip que tu guía estará encantado de mostrarte. Este sitio está a algunas horas en barco, por lo que debes tomar un día completo de tu itinerario para llegar y solo puedes hacerlo contratando un tour o barco.

ALSO READ:  Viaje al sur de Bolivia. La Reserva Eduardo Avaroa.

Relajarse en el hermoso mar turquesa

Por supuesto, como cualquier otra isla el mar y la laguna son maravillosos. Relájate en la arena, toma un kayak, súbete a un stand up paddle o simplemente flota en sus hermosas aguas. ¿Que mejor para una luna de miel en Tahiti que solo relajarse y disfrutar de las vacaciones?

El mejor hotel: Kia Ora Resort & Spa

Por una parte, la oferta hotelera es bastante buena y permite viajar con presupuestos altos dignos de una luna de miel soñada; pero también puedes llegar a lo mochilero y adentrarte en la cultura compartiendo con alguna de las muchas familias que abren sus puertas a los viajeros o alojándote en hoteles de 3 estrellas.

Nosotros nos quedamos HOTEL KIA ORA RESORT & SPA. Es el más costoso de la isla, pero al ser nuestra luna de miel nuestra disposición a pagar era mucho más alta de lo normal. Si dices que vas de luna de miel, incluso te regalarán una botella de vino local. Una excelente forma de comenzar tus 2 semanas en Polinesia Francesa.

Otras opciones de alojamiento:

Hay opciones más económicas como éstas que puedes encontrar en la web de reservas Agoda. Además, llegando a la isla, siempre hay locales poniendo sus hogares a disposición de quienes quieran pagar por una pieza y comida.

Tikehau – 4 noches

Conocida como la “Isla de arena rosada” de la Polinesia Francesa, Tikehau se ha convertido con el tiempo en una de las favoritas de quienes tienen suerte de visitarla. Tikehau es un pequeño y hermoso atolón que consta de innumerables islotes de arena blanca y rosa envueltos en cocoteros y rincones escondidos. En Tikehau, que en realidad significa “aterrizaje pacífico”, no encontrarás nada más que tranquilidad absoluta y paisajes maravillosos.

¿Por qué la recomendamos?

  1. Posee dos hoteles pensados en lunas de miel maravillosos y en islotes solitarios, lejos de pueblos o ciudades. Esto le da al destino un ambiente más místico e “intocado”. Aún no ha llegado aquí la masa de turistas y de cadenas hoteleras como sí a otros lugares de la Polinesia Francesa.
  2. En comparación con islas de similar hermosura, Tikehau posee precios mucho más accesibles sin disminuir el atractivo de sus paisajes y actividades. Para un viaje de 2 semanas en Polinesia Francesa, es el destino perfecto para disfrutar de la naturaleza y de la paz de estas islas.
  3. Si te gusta la vida submarina, este es uno de los pocos lugares donde puedes encontrar una gran variedad de peces e incluso mantarrayas y tiburones saliendo de tu habitación. El snorkel es maravilloso y la gran cantidad de especies en pocos metros cuadrados impresionante.
  4. Es fácil acceder a ella con vuelos desde Papeete que salen 2 o 3 veces por semana. Fíjate bien en los días de vuelos disponibles antes de hacer tu reserva.

Los imperdibles de Tikehau

Snorkel y buceo.

La vida submarina, como te comentábamos, es realmente impresionante en Tikehau. Al estar tan poco explotada por el turismo, los arrecifes están intactos y eso permite a las especies multiplicarse y mantenerse en el lugar. El coral está completamente vivo, a no ser por unos pocos a mal traer bajo los hoteles pues los turistas no siempre practican buceo o snorkel de forma responsable. Según el legendario investigador marino Jacques Cousteau, Tikehau posee una mayor concentración de peces en comparación a cualquier otra laguna en la Polinesia Francesa.

El mejor buceo se encuentra en la costa occidental en las cercanías del Paso Tuheiava, la única entrada navegable a la laguna. Encontrarás en él tiburones de arrecife (white tips y black tips) y, si tienes suerte, mantarrayas. Algunas de las especies más comunes incluyen atún, pargo, barracuda, pez león, pez payaso y pez loro. Sin duda este fue uno de nuestros highlights o favoritos en nuestro viaje de 2 semanas en Polinesia Francesa.

Kayak por los alrededores

Las islas del atolón están muy cercas unas de otras, por lo que es fácil tomar un kayak en tu hotel para ir a explorar los alrededores. No tardarás mucho en encontrar una playa de arena blanca o rosada completamente desierta. Incluso puedes contratar un bote para que te lleve un poco más lejos y disfrutar de, por ejemplo, un almuerzo en tu propia isla paradisiaca.

Relajo y descanso

Dado que no hay tantas actividades para hacer, es el lugar ideal para tomarte un par de días de solo descansar y relajarte a la orilla del mar. No sentirás el stress de estar haciendo tours o conociendo lugares de la isla, pues todo estará al alcance de tus ojos.

Alojamiento en Tikehau

Si lo que buscas como alojamiento en Tikehau es un resort, las opciones no son muchas. Nosotros nos quedamos en Tikehau Pearl Beach Resort, al cual se llega en un barco provisto por el mismo hotel. Ellos se encargan de todos los traslados ida y vuelta del aeropuerto (por una tarifa adicional, por supuesto). La verdad el hotel nos encantó; es muy tranquilo y bello. Por la noche se puede ver tiburones paseando bajo los palafitos y overwater bungalows. Una de las mayores ventajas es que puedes quedarte en un overwater bungalow por un muy buen precio, casi la mitad de lo que costaría en otros resorts e islas.

Otro hotel que se menciona mucho es Ninamu Resort. Está más alejado del pueblo que el anterior, pero esto tambien le dará un aire más inexplorado a tu visita.

Moorea – 4 noches

Luego de una semana de relajo comienza una de exploración, la segunda de tus 14 días en Polinesia Francesa. Moorea está relativamente cerca de Tahití y es la única isla a la que se puede llegar en ferry desde Papeete todos los días. Hay muchos lugares turísticos en Moorea y es, después de Bora Bora, la isla más turística de la Polinesia Francesa.

ALSO READ:  Viajar a Chipre por libre y que ver en Chipre

Con una vista de montañas gigantes que se alzan como aletas de tiburón en las aguas turquesa que rodean la isla, Moorea se gana el corazón de todos quienes la visitan. Además, la isla en sí tiene forma de corazón gracias a sus dos bahías gemelas y sus valles profundos y exuberantes se derraman en una enorme laguna que se siente como una piscina gigante climatizada. La isla es conocida por la gran cantidad de actividades que puedes hacer en ella y, a diferencia de los destinos de Rangiroa y Tikehau que te recomendamos antes, no es un atolón si no una isla volcánica en medio de un arrecife que generan su laguna exterior.

Viajar a Polinesia Francesa - Moorea

¿Porqué la recomendamos?

  1. Es una de las islas donde se puede hacer más actividades. Por ejemplo, aquí puedes arrendar una moto y salir a explorar los alrededores, hacer snorkel en sus arrecifes de coral, subir a uno de los miradores en las montañas para apreciar la isla desde la altura, hacer un paseo en bote por la laguna, realizar paseos de senderismo por sus bosques encontrando más miradores, ver un show de baile tradicional nocturno y mucho más. Definitivamente no te vas a aburrir.
  2. Es uno de los destinos más populares de Tahiti por varias razones, pero una de las principales es su fácil acceso en un ferry de menos de una hora desde Papeete.
  3. La oferta de hoteles, pensiones, resorts y hostales es enorme y hay para todos los gustos y precios. Lo bueno es, además, que están todos en la misma “isla” pues Moorea es solo una gran isla rodeada de una laguna; y es tan pequeña que no importa donde te hospedes siempre estarás cerca de todo.
  4. No te vas a arrepentir de visitarla.

Los imperdibles de Moorea

Nadar con mantarrayas y tiburones en la laguna

En general no recomendamos actividades que involucren animales, pero creemos que esta es una oportunidad única en la vida para compartir con estos animales marinos. Frente al hotel Intercontinental Moorea Resort & Spa se juntan todos los tours y botes de la isla en distintas horas de isla a admirar enormes mantarrayas y tiburones. No es para nada peligroso y te recomendamos encarecidamente que bajes de bote y nades con ellos haciendo snorkel. Recuerda, de todas formas, hacerlo siempre de forma responsable y sin perturbarlos.

También puedes visitar el lagoonarium de la isla, algo así como un acuario en mar abierto donde puedes compartir con los animales. Pero la verdad preferimos verlos en un ambiente más natural y menos cautivo.

Conocer Polinesia Francesa

Subir al mirador Belvedere y apreciar las dos bahías gemelas de Moorea

Uno de los volcanes (inactivos, por supuesto) de Moorea es un excelente punto para admirar la majestuosidad de isla durante tus 2 semanas en Polinesia Francesa. En él se puede subir y acceder al Belvedere Lookout, un mirador desde donde verás las dos bahías gemelas de Moorea y la laguna desde lo alto. Puedes llegar por tu cuenta en moto o auto arrendado o en algún tour por la isla. Te recomendamos los tours en moto si optas por esta última opción.

Volcán en Moorea

Dar una vuelta a la isla en moto o en auto en búsqueda de playas desiertas

Vas a necesitar una licencia acorde al vehículo que quieras arrendar (no se puede arrendar motos con licencia de auto); pero si te gusta explorar por tu cuenta y a tus tiempos, vale completamente la pena. Quizá gastarás un poco más que en un tour grupal, pero podrás parar en cada playa que se te ocurra y admirar los paisajes por el tiempo que tu mismo estimes conveniente. Algo que sin duda disfrutarás en tus 2 semanas en Polinesia Francesa.

Moro por Moorea

Tomar un tour en bote, catamarán o velero para explorar la isla desde la laguna

No hay viaje a Moorea sin ver la isla desde la laguna, y esto solo lo puedes hacer en un bote, catamarán o algo que flote. Tambien podrías por ejemplo arrendar kayaks de fondo transparente, pero con esto no llegarás tan lejos.

Lo ideal es un bote a motor guiado por un local, quien te mostrará distintos lados de la isla y te contará además algo sobre la historia de ésta y de la cultura polinésica. Podrás disfrutar de las vistas a la isla relajado y sin preocupaciones. ¡No puedes dejar de hacerlo!

Tour por Moorea

Alojamiento en Moorea

Moorea tiene una gran cantidad de oferta hotelera y de alojamientos en general. Hay para todos los gustos y presupuestos, pero por supuesto el precio es un gran indicador de la calidad que tendrás en cuanto a tu habitación e instalaciones del hotel. Dada la enorme cantidad de actividades que se puede hacer en la isla, nosotros NO recomendamos quedarse en palafitos u overwater bungalows en esta. Pagarás un precio demasiado alto y, a no ser que decidas quedarte disfrutando solo de tu habitación, pasarás muy poco tiempo en ella. Mejor deja esos dólares de presupuesto para otra de las islas.

En este enlace puedes encontrar gran cantidad de ofertas de alojamiento en Moorea. Lo mejor es ajustarte a tu presupuesto y buscar en base a éste.

Nosotros nos quedamos en el hotel HILTON MOOREA LAGOON RESORT y lo recomendamos a ojos cerrados. Las instalaciones son buenísimas e incluso nuestra habitación tenía una piscina privada donde relajarnos luego de un largo día de tours. Haz click en el nombre del hotel para ver los precios y reservar.

Sin embargo, habiendo ya estado y recorrido la isla, podemos decir que el mejor hotel si tu presupuesto es alto es el INTERCONTINENTAL MOOREA RESORT & SPA. ¿Por qué? Muy simple: El hotel está justo al frente del lugar donde se puede ver y nadar con mantarrayas y tiburones, y además es el puerto de salida de la mayoría de los tours por la laguna por lo que ahorrarás un montón de tiempo en transporte.

Bora Bora – 3 noches

Bora Bora es un destino en la lista de lugar que ver antes de morir para muchos. Sus innumerables fotografías en Pinterest, Instagram e internet en general le han traído mucha fama en los últimos años. Sus aguas turquesas, los bancos de arena e islas que rodean la isla principal y los picos afilados en su centro son dan forma a este paraíso en la tierra. Conocida como “la isla romántica” del archipiélago, Bora Bora es un destino de ensueño para tu luna de miel en la Polinesia Francesa.

ALSO READ:  Guía para viajar a Koh Samui en Tailandia

Lo dejamos para el final porque es el último recuerdo que tendrás de tu luna de miel, y tenía que ser memorable.

¿Por qué la recomendamos?

  1. Es, sin lugar a dudas, una de las islas más bellas de la Polinesia Francesa. La isla central (y principal) está rodeada de otras más pequeñas y de enormes bancos de arena blanca. Un imperdible en tus 14 días en Polinesia Francesa.
  2. Todos los resorts están aquí y la calidad de éstos y sus instalaciones es sorprendente. Son tantas las alternativas que uno llega a marearse al buscar, pero si hablamos en serio todos son buenos, por supuesto unos más lujosos que otros.
  3. Es el destino para una luna de miel en Polinesia Francesa por excelencia. Lo has visto en millones de postales, revistas y en tus sueños. Ya estás en Polinesia, ¿por qué no visitar Bora Bora entonces?
  4. Está muy cerca de Papeete y es muy fácil acceder a la isla en avión. Además, los vuelos salen diariamente por lo que no tienes que preocuparte de éstos al planificar tu itinerario.
  5. Los paseos por la laguna, el snorkel y el buceo es de otro mundo. Además, las opciones de agencias que ofrecen estos paseos es infinita, por lo que es imposible que te quedes sin cupos. De todas formas, siempre es bueno reservar con anticipación para lograr las mejores agencias y un precio no tan alto. Reservando directamente en los hoteles siempre gastarás más.

Hay un tema que es importante destacar: No es que esta isla sea más linda que las otras, pero si tiene mejor hotelería y actividades para todos los gustos. Hay que ir preparado para gastar harto dinero, pues nada es barato. Sí puedes hacerlo con bajo presupuesto, pero esta es una guía pensada en Lunas de Miel y creemos que la mayoría de los viajeros en ese momento viajan dispuestos a gastar más. Si no es tu caso, te recomendamos saltarte este destino y visitar otra isla del archipiélago.

Los imperdibles de Bora Bora

Realizar snorkel en la laguna.

Las aguas cristalinas y la gran vida marina hacen que el snorkel sea una actividad obligada cuando se está en Bora Bora. Algunos de los mejores sitios de snorkel solo son accesibles en kayak o en bote. Si tu hotel está lejos de estos sitios, puedes contratar un tour por la laguna donde te llevarán y mostrarán los lugares. Puede que incluso te encuentres con algunos tiburones de arrecife y/o mantarrayas, animales que disfrutan mucho de las tranquilas aguas de la laguna.

El Snorkel es una de las mejores actividades que hacer en Polinesia Francesa, y una de las principales razones para visitar este destino. En este post te contamos más para que no olvides considerarlo al planear tu luna de miel.

I Love Bora Bora

Nadar con mantarrayas y tiburones

Igual que en Moorea, frente al hotel Conrad Bora Bora Nui hay un sitio donde los botes turísticos se juntan para mostrar a los turistas las mantarrayas y tiburones de arrecife (black tips) que habitan en la laguna. No es necesario que hagas esta actividad dos veces, a no ser que realmente te haya quedado gustando mucho.

Los tours por la laguna te llevarán a este punto. Es por esto que si tomas uno de, por ejemplo, snorkel, de seguro llegarás allí. Sin duda un imperdible que hacer en Polinesia Francesa.

Buceo

Tanto si eres un buceador avanzado como si estás aprendiendo por primera vez, Bora Bora es un lugar increíble para ir a mayores profundidades buceando. Con aguas tranquilas, excelente visibilidad y arrecifes sorprendentes, las condiciones son muy amigables para los buceadores primerizos. Las aguas son tan claras que el snorkel debería brindarte una vista clara desde arriba de cualquier vida silvestre, pero el buceo te llevará directamente a la acción y podrás ver la vida submarina realmente de cerca.

Disfrutar de la isla y de tu hotel.

Elige un hotel bueno que te invite a disfrutar en él, ¡y hazlo! Nada en las tranquilas aguas de la laguna, haz snorkel alrededor del hotel y disfruta de la excelente gastronomía que te ofrecerán.

Alojamiento y hotelería en Bora Bora

Hora de la verdad: Bora Bora es por lejos la isla más cara de toda la Polinesia Francesa. Es tan popular, que la disposición a pagar de la gente hace que los precios sena casi ridículos. Sin embargo, es también un verdadero paraíso y por eso muchos los pagan.

El ideal es que te quedes en un overwater bungalow en Bora Bora (o palafito en español), pero hay también muchas habitaciones en primera o segunda linea de playa que son igual de buenas, con la desventaja de que no puedes salir a hacer snorkel desde tu terraza. Si no te molesta esto último, no pagues el sobreprecio.

En este link puedes encontrar una variada oferta hotelera, desde hoteles 5 estrellas hasta pensiones y hostales.

Nosotros nos quedamos en el hotel CONRAD BORA BORA NUI, uno de los más caros de la isla pero para nosotros lo valió completamente. Fue nuestro último destino y nunca vamos a olvidar esos días en Bora Bora mirando el atardecer desde nuestra terraza privada. Solo nos tomamos un día para ir al pueblo, arrendar un bote y salir a recorrer la laguna; el resto lo disfrutamos en el hotel haciendo snorkel, kayak y en la piscina tomando una rica piña colada.

Regreso a Papeete luego de tus 2 semanas en Polinesia Francesa y a casa

Terminan así los 14 días en Polinesia Francesa y tu luna de miel… aunque quizás quieras seguir a algún otro destino cercano como las Islas Cook.

Para tomar un vuelo internacional estarás obligado a volver a Papeete, en la isla de Tahiti. Puedes quedarte aquí uno o dos días si tienes tiempo y explorar la isla, que destaca por sus enormes cascadas y agitada vida de ciudad.

Quizás también te guste...

Leave a Comment

* Enviando este comentario estás de acuerdo con el registro de tu información. Prometemos no publicarla ni nada malo!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. si continuas navegando en él, es por que no tienes problema con esto. ¡Acepto!