Viajar a San Petersburgo. Que ver y que hacer en San Petersburgo.

by Ale Werner
Museo Hermitage, San Petersburgo, Rusia

Ubicado al este del mar báltico, esta ciudad tiene una enorme importancia histórica y cultural para Europa y el mundo. A pesar de no ser tan visitado como el popular Moscú, esto le da una vibra de tranquilidad que muchos viajeros aprecian. Hay cientos de actividades para realizar en la ciudad, museos, iglesias y parques son sólo el comienzo. En esta guía de viaje a San Petersburgo te contamos todo lo que debes saber antes y durante tu viaje a este destino. Que ver, que comer, donde dormir, como llegar, que hacer en San Petersburgo y mucho más.

Un poco de historia antes de viajar a San Petersbugo

San Petersburgo es sin duda una ciudad repleta de historia. La ciudad fue fundada en 1703 por el Zar Pedro I, quien trajo a cientos de ingenieros y artesanos de todo Europa a crear una ciudad moderna y que fuera la envidia del resto del mundo. La primera construcción fue la Fortaleza de San Pedro, desde donde toma su nombre.

Durante el siglo XX la ciudad fue renombrada 3 veces por razones políticas, siendo el más popular a la fecha Leningrado, en honor a Lenin.

San Petersburgo ha sido hogar de las mayores revoluciones que ha visto Rusia, incluido el inicio de la Unión Soviética, distintas revoluciones laborales, la de los Decembristas en 1825, etc. Aquí también ocurrieron cientos de pogromos, revueltas donde se expulsaba a personas de razas y religiones distintas a las “aceptadas” socialmente.

Toda esta historia ha marcado la ciudad no solo en su arquitectura y organización, sino también en su cultura y tradiciones.

Puedes acceder al vínculo del mapa aquí.

Que ver y que hacer en San Petersburgo.

San Petersburgo tiene una cantidad de plazas, museos e iglesias que llega a ser infinito. Sabemos que la mayor parte de los visitantes solo llega a la ciudad por algunos días y no por semanas, por lo que aquí te dejamos los principales lugares que no te puedes perder.

Iglesias y Catedrales Ortodoxas

Rusia profesa la religión ortodoxa, llamada “Iglesia Ortodoxa Rusa”. Esta es una religión cristiana, pero su cabeza es el patriarca de Moscú y de todo Rusia. Sus creencias y rituales varían respecto al catolicismo, igual que los interiores de sus iglesias y lugares de oración. Si quieres saber más de esta religión entra aquí. 

Catedral de San Nicolás

No es muy popular, pero merece una visita en tu viaje a San Petersburgo. Tiene un estilo barroco ruso muy particular. Solo se puede entrar cuando hay misa ortodoxa, pero si tienes la oportunidad es una de las cosas que hay que visitar en San Petersburgo.

Catedral de Nuestra Señora de Kazan

Es la principal catedral de San Petersburgo, y está consagrada a la Virgen de Kazán, la más venerada de Rusia. Fue construida en semejanza de la Catedral de San Pedro en el Vaticano, por lo que sus cúpulas y columnas en forma redondeada te recordarán a este lugar.

Catedral de San Isaac y plaza con la estatua de Alejandro I

La Catedral de San Isaac iglesia es la más grande de todo San Petersburgo. Aparte de disfrutarla por dentro y desde su plaza, donde se encuentra una estatua de Alejandro I, puedes subir hasta la cúpula donde se aprecia una vista en 360º de San Petersburgo. En la plaza que lleva el mismo nombre se emplaza una estatua de Alejandro I, zar de Rusia entre 1801 y 1825. Si vas a viajar a San Petersburgo, no te puedes perder esta impresionante iglesia.

Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada

A pesar de no ser la más importante para la ciudad, si es la más visitada por los turistas debido al llamativo exterior con cúpulas de colores y adornos por doquier. Se construyó sobre el lugar de asesinato del Zar Alejandro II, que a pesar de la creencia no está enterrado en este lugar. Las mejores vistas de esta iglesia están desde un puente cercano si quieres sacar buenas fotografías. Te recomendamos esta iglesia para ver en San Petersburgo.

Museo Hermitage y la Plaza del Palacio

Es uno de los museos más famosos y grandes del mundo; con una colección de arte de más de 2.500.000 de objetos de valor cultural e histórico que dejará con la boca abierta a los conocedores, y a los que no. Ningún viaje a San Petersburgo está completo sin visitar este lugar.

El Museo del Hermitage en San Petersburgo está emplazado en 5 edificios: El Palacio de Invierno (antigua residencia de los Zares), el Pequeño Hermitage, el Viejo Hermitage, el Teatro del Hermitage y el nuevo Hermitage.

Solo como noción, este museo lleva abierto más de 250 años. Su “instalación” comenzó en 1764 cuando se recibió algunas pinturas importantes y, con Catalina la Grande, comenzó a crecer aceleradamente luego de que ésta se encaprichara con tener el museo más grandioso de Europa y el mundo. Literalmente empezó a comprar todos los objetos de arte que pudo.

En 1922 el Palacio de Invierno paso a formar parte del Hermitage, que a pesar de haber sido la residencia de los Zares hoy no presenta su antiguo mobiliario. Vemos distintas salas de exposiciones, pero no creas que ha perdido su encanto y magnificencia.

El Hermitage está entre el río Neva y la Plaza del Palacio, en una ubicación soñada e ideal para disfrutar de un día completo en la zona. Puedes visitar sus diferentes edificios y pasear por las calles de San Petersburgo.

Recomendamos completamente que contrates un guía o un audio guía. De otra forma te será imposible entender lo que estás viendo, y realmente es un espectáculo una vez que te adentras en el museo, con sus incontables salones y exposiciones.

Horario:

  • Martes, jueves, sábado y domingo: 10:30 a 18:00
  • Miércoles y viernes: 10:30 a 21:00
  • Lunes: Cerrado.

Precio: 700 RUB o aproximadamente 18 dólares.

Donde comprar las entradas: Si quieres evitar largas filas, sobre todo en Verano, compra las entradas con anticipación aquí. 

ALSO READ:  Lugares turísticos de Dubai que demuestran que el dinero abunda

Consejos

  • El primer jueves de cada mes la entrada es gratis para todos los visitantes.
  • Cerrado el 1 de Enero y el 9 de Mayo de todos los años
  • Bolsos y abrigos deben ser dejados en casilleros disponibles gratis en las entradas.
SEGURO DE VIAJE banner
Fortaleza de San Pedro y San Pablo, San Petersburgo, Rusia

Fortaleza de San Pedro y San Pablo.

Es el punto de partida desde donde se construyó la ciudad de San Petersburgo, se dice que aquí se puso la primera piedra de lo que luego se convertiría en una de las ciudades más grandes de Rusia. Nosotros no lo visitamos por temas de tiempo, pero en su interior está la Catedral de San Pedro y San Pablo, además de las tumbas de varios zares incluido Nicolas II y su familia, los últimos zares de Rusia. Si vas a viajar a San Petersburgo, no deberías dejar de visitar la Fortaleza de San Pedro y San Pablo.

Cabo de la Isla Vasilievsky, San Petersburgo, Rusia

Cabo de la Isla Vasilievsky. (También llamado “flecha”)

Desde aquí tendrás las mejores vistas al río Neva con el Hermitage de fondo y la fortaleza de San Pedro y San Pablo. Se encuentra también el museo naval y una plaza bastante llamativa. Tradicionalmente vienen novios a romper botellas de champagne y sacarse fotografías, por lo que no te extrañes si vas a más de alguna pareja deambulando con vestido blanco y terno.

Muelle de las esfinges, San Petersburgo, Rusia

Muelle de las esfinges.

Lo encontrarás mientras paseas por el malecón del río Neva. Aquí se encuentran dos particulares esfinges traídas directamente desde Egipto hace cientos de años.

Las residencias de los Zares

Además del Hermitage es posible disfrutar de otras enormes e impresionantes residencias de los Zares en la ciudad y en los alrededores de ésta. Algunas están un poco más largos y tendrás que ir en buses u otro medio de transporte, pero no te mentimos al decir que son visitarlas es de las mejores actividades que hacer eal viajar a San Petersburgo.

Los tickets a estos lugares se agotan con semanas de anticipación, ¡por favor resérvalos antes de llegar a Rusia! Aquí te contamos por qué es bueno sacar entradas con anticipación.

Peterhof

Es un enorme complejo de jardines y palacios construidos por los Zares, fundado por Pedro el Grande. Los parques están repletos de fuentes doradas en dos niveles, abriendo paso a construcciones dignas de una película. Se le llama el “Versalles Ruso” y con justa razón.

Horario: Hay distintos horarios para los distintos complejos y jardines.

  • Los jardines abren de 09:00 a 20:00; pero las fuentes solo operan entre 10:00 y 18:00.
  • El Gran Palacio abre a las 10:30 y cierra a las 19:30. Excepto los lunes que no abre y los viernes que cierra a las 21:00.

Precio: También difieren dependiendo del lugar de visita.

  • Jardín bajo y fuentes: 500 RUB admisión general
  • Jardín alto: gratis
  • Gran Palacio: 600 RUB admisión general + 500 RUB audio guía.

** Hay precios y horarios diferenciados, para más información y ver el detalle entra a esta página.

** Durante el invierno los precios son menores o gratis.

Palacio de Catalina la Grande, la residencia de verano de los Zares.

Se encuentra en el pueblo de Pushkin a unos 40 minutos de San Petersburgo. Acá encontrarás la residencia de verano de los Zares Rusos. En el interior verás enormes salas decoradas con el mayor lujo, incluido el “Salón del Ambar”, donde todo es de esta piedra y no se puede sacar fotografías. En el interior te esperan enormes jardines con construcciones de distintas culturas y épocas. No olvides tu libro explicativo y tu audio guía para entender lo que ves a tu alrededor, este palacio es un imperdible dentro de lo que deberías ver en San Petersburgo.

Horario: miércoles a lunes (cerrado los martes) desde 12:00. El horario de cierre varía entre 18:45 y 19:45 dependiendo del día de la semana en verano. Y es más temprano en los meses de invierno.

Precio: 700 RUB en invierno y 1000 RUB en verano la entrada general

** Hay precios y horarios diferenciados, para más información y ver el detalle entra a esta página.

** Durante el invierno los precios son menores o gratis.

El río Neva y los canales, viaje a San Petersburgo, Rusia

El río Neva y los canales

Muchos países tienen su propia “Venecia” y Rusia no es la excepción. En San Petersburgo vas a encontrar gran cantidad de canales, sobre todo en el centro de la ciudad. Una excelente forma de ver San Petersburgo desde otra perspectiva es haciendo un tour por estos canales y por el río Neva sobre un bote.

Hay para todos los gustos y para todos los bolsillos. Solo se realizan durante el verano, de fines de abril a septiembre, y puedes tomarlos de día o de noche (durante las “noches blancas”).

Información importante para planificar tu viaje a San Petersburgo en Rusia

Mejor época para viajar a San Petersburgo.

Al estar la ciudad muy al norte del planeta y cercana al polo; durante el invierno los días son muy fríos y cortos; y durante el verano son más cálidos y largos.

  • Época cálida: Es entre mayo y septiembre. Los días son más largos y las temperaturas oscilan entre los 15º y los 25º Celsius. En esta época es posible navegar por el río Neva y disfrutar de los parques y exteriores de la ciudad. Durante mayo, junio y julio son también las “noches blancas” donde el día dura 19 horas y durante las noches igual hay luz. No hay duda de que, si no te gusta el frío, esta es la mejor época para viajar a San Petersburgo.
  • Abril: Una mezcla entre días fríos y cielos despejados. Este mes suele ocurrir el deshielo del río Neva.
  • Septiembre a noviembre: Es temporada baja en la ciudad y las temperaturas también comienzan a descender (promedio de 7º Celsius). Durante el otoño los arboles toman colores rojizos y se abre también la temporada de los teatros. Es un muy buen momento para viajar a San Petersburgo sin estar todo repleto de turistas; disfrutando de los museos con calma.
  • Diciembre a marzo: La ciudad se cubre de nieve y los canales y ríos se congelan. Si te gusta mucho el frío y la nieve, este es tu momento para visitar San Petersburgo. Te sentirás en un cuento de navidad.

Si decides viajar en invierno o en algún mes helado, entonces encuentra aquí nuestros consejos para vestirte en un viaje al frío.

Como llegar a San Petersburgo

Avión a San Petersburgo:

Cientos de aviones desde Europa y otros lugares del mundo llegan cada día al aeropuerto internacional de San Petersburgo. Para llegar desde el aeropuerto al centro de la ciudad debes recorrer aproximadamente 20 kilómetros, pudiendo tomar las siguientes alternativas:

  1. Metro: Es la mejor y más rápida alternativa. Hay una estación en el mismo aeropuerto y el precio del ticket depende de tu lugar de destino. De 15 a 25 RUB.
  2. Taxi: Si buscas comodidad, puedes tomar un taxi por 600 RUB. Fija el precio antes de subir al taxi, al ser turista tratarán de cobrarte más.
  3. Bus: No te recomendamos esta alternativa. Es más lenta y más costosa que el metro.
ALSO READ:  Viajar a Eilat en Israel y que ver en Eilat

Tren a San Petersburgo:

Tomar un tren a San Petersburgo es la forma más rápida y eficiente de llegar a la ciudad desde lugares cercanos. Incluso puede ser buena alternativa desde otros países como Letonia, Lituania y Estonia si quieres ahorrar, pues podrías pasar la noche en el tren.

Desde Moscú a San Petersburgo hay 650 kilómetros que se recorren de noche en 9 horas (y puedes comprar un asiento o una cama) o de día entre 4 y 5 horas. Sí, los trenes diurnos son mucho más veloces.

¿Por qué decimos que es más eficiente? Dependiendo de las distancias, te ahorras el tiempo de llegar antes al aeropuerto y de traslados hasta el centro. Las estaciones de trenes están siempre en los mismos centros de las ciudades.

Puedes ver los horarios, precios y clases de vagones para viajes desde otras ciudades y países aquí. La venta de tickets empieza solo 45 días antes de los viajes.

Bus:

La estación de buses principal se encuentra en la zona centro de la ciudad, muy cercana a la estación de trenes. Los buses son una forma mucho más lenta de viajar entre distintas ciudades de Rusia y Europa, por lo que no los recomendamos a no ser que tu presupuesto sea demasiado acotado.

Ferry:

Durante los meses de verano es posible viajar en Ferry a algunas ciudades como Tallin, Estocolmo y Helsinki. La única por los tiempos de duración del viaje es Helsinki, donde en 14 horas llegas a destino. Las demás son viajes de más de 20 o 40 horas, lo que hace esta travesía muy poco conveniente y costosa. En esta web puedes encontrar más información. 

Crucero:

Existen múltiples cruceros por el báltico que visitan las principales ciudades costeras de este frío mar.

Por qué viajar  a San Petersburgo

Debido al clima, el momento en que visites la ciudad va a depender mucho de lo que puedas hacer.

Durante el verano la gente viaja a San Peteresburgo para disfrutar de los parques, navegar por el río Neva y los canales, visitar museos y más. Ten en cuenta la enorme cantidad de turistas que habrá a tu alrededor, el 80% de los visitantes llegan en esta época.

Durante el invierno puedes disfrutar de una ciudad blanca pero muy fría, por lo que solo realizarás actividades en espacios cerrados; como visitar museos, restaurantes y centros comerciales. Los días son también mucho más cortos, por lo que las horas para ver la ciudad a la luz del día son también menos. Aún así, muchos prefieren visitar San Petersburgo en esta época del año. La ciudad nevada te hará sentir en una película de navidad.

Consejos viajeros para tu visita a San Petersburgo

  • Durante el verano los puentes levadizos en el río Neva de elevan entre 1 y 5 de la mañana, por lo que no se puede transitar entre ambos lados del río en estos horarios.
  • Registro en Rusia: Todos los turistas deben pasar por un proceso de registro que los mismos hoteles realizan y cobran aparte. Se dice que es necesario si te quedas más de cierta cantidad de días, que siempre van cambiando y al final te harán pagar igual. Mejor evita malos ratos y desembolsa esos dólares, no sabes lo pesados que se pueden poner los rusos cuando les llevas la negativa.
  • Rusia es un país de religión ortodoxa., por lo que las iglesias y catedrales que aquí verás tienen un diseño y construcción muy diferente a las cristianas y católicas tradicionales. En las iglesias más creyentes, cubre tu cabello si eres mujer en señal de respeto.

 

Festividades y festivales en San Petersburgo

  • 9 de Mayo: “Día de la victoria”. Se celebra la victoria contra las tropas alemanas durante la segunda guerra mundial. Se realiza un desfile en la Avenida Nevsky y se entrega flores a los veteranos.
  • 27 de Mayo: “Cumpleaños de la ciudad”. Se realizan desfiles, conciertos, ferias y varias actividades en distintos lugares de San Petersburgo.
  • Primera semana de abril: Paskha (semana santa). Se celebra en las iglesias ortodoxas de la ciudad.
  • Última semana de abril: Festival de los rompehielos. Enormes embarcaciones rompen el hielo del mar báltico y el río Neva.

Para más información de los festivales y fechas específicas, visita este link.

Cómo recorrer San Petersburgo

Algunas distancias son muy largas y las bicicletas no son de uso muy común, por lo que es recomendable estar informado de medios de transporte entre la ciudad que sean seguros y más rápidos. Estos son los medios de transporte que puedes usar para recorrer San Petersburgo:

Metro

San Petersburgo cuenta con una compleja red de metros subterráneos que cubren toda la ciudad, incluyendo el centro de ésta. Algunos están a más de 120 metros bajo tierra y las entradas en general están bien ocultas, por lo que debes ir con ojo de águila para encontrarlas. Las estaciones son bastante lindas, sobre todo las de la línea 1, así que merecen una visita si te atraen estas curiosidades.

Los pasajes son bastante baratos, solo 17 RUB por persona. Si viajas con equipaje, te verás obligado a comprar un segundo ticket pues éste también cuenta como “pasajero”.

Si piensas estar varios días en la ciudad, puedes comprar una tarjeta “multi viaje” y así te ahorras el paso por las cajas.

Autobus, trolebús o tranvía.

Son una excelente forma de conocer la ciudad, pues podrás ir mirando por la ventanilla. Los tickets se pagan a cobradores que están en los mismos buses urbanos. Los precios oscilan entre los 15 y los 25 RUB dependiendo del trayecto. Funcionan entre 06:00 am y 01:00 am todos los días.

Taxi

Sin duda es la forma más cómoda, pero cuidado con los estafadores. Antes de subir, negocia bien el precio y asegúrate de que el taxista entiende tu lugar de destino. Es bueno tenerlo escrito en ruso (puedes pedir en tu hotel que lo hagan por ti) o mostrárselo en un mapa; así no te prestas a confusiones. Suelen tratar de estafar a turistas cobrando precios desorbitados.

Como referencia, un trayecto corto dentro de la ciudad no debería costar jamás más de 200 RUB (unos 5 dólares).

Tour en buses y botes.

Siempre puedes elegir facilitar tu vida y tomar un tour o uno de estos buses rojos con techo abierto que van parando por la ciudad. Si no tienes ganas de luchar con el idioma ni de perderte, entonces esta será lejos tu mejor alternativa.

Te recomendamos los buses de Hop on/hop off, que puedes encontrar en esta página como referencia. Hay tanto buses como botes por el río Neva y los canales, y los precios van de los 13 a los 30 euros dependiendo de la cantidad de días y transportes que desees.

ALSO READ:  Omán, todo sobre este destino donde ir de vacaciones y sorprenderse

Donde dormir en San Petersburgo

San Petersburgo ha aumentado considerablemente la cantidad de aojamientos los últimos años, lo que responde directamente al número de turistas. Durante el invierno algunos de éstos cierran o hacen mantenimiento por la temporada baja, y durante el verano todo se llena con mucha anticipación, por lo que es importante llegar siempre a la ciudad con una reserva ya lista desde cualquier plataforma; nosotros te recomendamos Booking.  Pasa además que en verano viajan entre el 70% y el 80% de los turistas de todo el año, por lo que los precios son increíblemente altos en comparación al resto de los meses.

Es importante buscar también alojamientos que estén en el centro de la ciudad, pues si no perderás mucho tiempo y dinero en los desplazamientos obligados hasta los sitios de interés.

Si viajas en familia o en grupos de personas busca entre los muchos apartamentos turísticos, por ejemplo, en la plataforma AirBnb. Serán sin duda lo más conveniente.

Ten en cuenta que muchos hoteles están emplazados en antiguos edificios de la época soviética, por lo que tienen también instalaciones y servicios “a la antigua”, no esperes habitaciones lujosas ni modernas.

Donde comer en San Peteresburgo

Que comer

En Rusia son muy populares los entremeses, pequeños platos o ensaladas. La más popular y que no puedes dejar de probar es la ensalada rusa, preparada con papas, arvejas, zanahorias y guisantes, con una salsa especial.

El stroganoff es algo que no puedes dejar de probar, uno de los platos más populares de esta zona. Trozos de carne preparados en crema de nata.

Los pirogis son algo muy típico y que puedes encontrar en cualquier local o incluso en puestos callejeros. Son como empanadas rellenas de repollo, carne, papas, mermelada o lo que se te ocurra.

El vodka se toma en pequeños vasos sin hielo entre comidas, ¡jamás deben verte mezclándolo con otras bebidas en un vaso con hielo!

Dónde Comer:

Avenida Nevsky o Perspectiva Nevsky: Es la calle más larga e histórica de San Petersburgo y hogar de los mejores y más variados restaurantes de la ciudad. Aquí encontrarás de todo, es imposible perderte. En ruso, restaurant se escribe “pectopah”, pero se sigue pronunciando “restaurant”. Las letras se parecen a las nuestras, pero la pronunciación es completamente diferente.

Vida Nocturna en San Petersburgo

Rusia tiene una excelente vida nocturna, pero no te vamos a mentir… a no ser que salgas acompañado por un ruso, disfrutar de lugares de fiesta locales es prácticamente imposible. Nadie tiene interés en hablar inglés ni interactuar con personas que no sean de Rusia. Si aún así deseas probar suerte, recuerda salir con vestimenta formal. Zapatos altos para las mujeres y ropa de vestir para los hombres. Olvídate de que podrás entrar a una discoteque con short y chanclas.

La vida nocturna en un viaje a San Petersburgo que no te puedes perder está en los teatros y los ballets clásicos. Los más populares solo abren durante el verano en las noches blancas (junio a agosto), por lo que si quieres ir ten eso en cuenta. Hay más de 70 teatros en San Petersburgo, siendo el más popular el Mariinsky. Si te interesa, compra las entradas con meses de anticipación. Se agotan increíblemente rápido.

Donde comprar en San Peteresburgo

Las tiendas de regalos y negocios suelen estar abiertos todos los días entre 10:00 y 20:00, sin interrupción. Existen supermercados y almacenes abiertos las 24 horas del día en el centro de la ciudad, puedes preguntar en tu alojamiento cual es el más cercano.

En general San Petersburgo es un lugar muy costoso si quieres salir de compras. Pero si es lo que buscas, puedes ir a:

  1. Desde el museo Hermitage sale la Avenida Nevsky, la principal calle de la ciudad donde además hay muchas tiendas, bancos, restaurantes y vida comercial. En esta calle se encuentran además dos antiguas galerías que vale la pena visitar, aunque no vayas de compras: Gostiny Dvor (fundado en 1748, con una estación de metro en su interior) y Passage (construidas en 1850, de estilo frances).
  2. Galería: Un centro comercial moderno con cientos de tiendas internacionales, cine, pistas de bowling y mucho más.
  3. PIK: Centro comercial moderno con cine, bowling y más. Además hay un supermercado abierto 24 horas en su interior.

Los Suvenires

Gostiny Dvor es la mejor alternativa para comprar souvenires como porcelana, muñecas “matrioshka”, chales y maderas pintadas tradicionales. Si lo que se busca son artículos de la II guerra mundial, entonces debes ir a tiendas especializadas en este tipo de artículos. Hay cientos, y puedes buscar una recomendación en cualquier guía de la ciudad.

Sobre las antigüedades

Ten en cuenta que la compra de antigüedades y arte necesita de un permiso especial para ser sacadas del país. Es común que en aduana retengan este tipo de artículos. El permiso se puede obtener en el ministerio de cultura. (calle Malaya Morskaya 1)

Hoy en día la compra de antigüedades rusas ya no es económica como hace años atrás. Hoy es hasta más caro comprarlas en Rusia que en otros países pues ya todos han vendido las suyas en tiempos de necesidad. Cuidado también con las imitaciones, que andan por todos lados.

Estafas y peligros en San Petersbugo

Más que estafas, acá te vas a encontrar con carteristas y ladrones. Sal de tu alojamiento solo con lo justamente necesario y mantén tus pertenencias siempre cerca de ti.

No necesitas salir con tu pasaporte, con que lleven contigo una fotocopia es suficiente. Tu pasaporte estará mucho más seguro en la caja fuerte de tu habitación o dentro de tu maleta cerrada con candado.

Cuidado con caminar solo por las noches… ¡los ladrones huelen a los turistas! Y para serte sincero, si algo te pasa no será fácil encontrar un ruso dispuesto a tratar de entenderte y ayudarte.

La policía en Rusia nunca ha sido muy amiga de los extranjeros, estando la mayoría reacia a hablar inglés también. (No hablamos por todos, obvio existen casos de policías amorosos y dispuestos a ayudarte, pero siendo sinceros son la minoría)

¿Una historia? Una vez Ale se perdió en unas calles de Moscú y, llorando, pedía ayuda a su alrededor para encontrar su hotel. Solo la ignoraron o se rieron de ella en la cara. Para coronar la historia, estaba nevando, era de noche y habían -15º bajo cero.

SEGURO DE VIAJE banner

Quizás también te guste...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. si continuas navegando en él, es por que no tienes problema con esto. ¡Acepto!