Cómo vestirse para un viaje en el frío

Cómo vestirse para un viaje en el frío

Consejos para vestirse en un viaje de invierno

No todos nacimos en ciudades nórdicas o cercanas a los polos, por lo que no todos estamos acostumbrados a bajísimas temperaturas. Es importante ir bien preparados si decidimos visitar países donde los inviernos son crudos y fríos. Dado que no podemos llevar todo nuestro closet y nuestras chaquetas por que el espacio es limitado; aquí te dejamos nuestros mejores consejos  para vestirse en un viaje de invierno.

Ya sea quieras viajar a Islandia o subir de paseo a algún lugar en altura, como los géiseres en San Pedro de Atacama, estos consejos serán de mucha utilidad para mantener el calor y pasarlo bien caminando en el frío.

1. Las capas son la clave

Quizás lo hayas escuchado muchas veces, pero queremos repetirlo. La clave de mantener el cuerpo a gusto contra el frío es vestirse por capas. Si las capas que utilizamos son las correctas y de las telas adecuadas, entonces el frío no debería afectarnos.

Un punto importante para vestirse en un viaje de invierno es que más capas no siempre es mejor. La cantidad que debas utilizar va a depender de la temperatura exterior y de tu propio organismo; hay personas que toleran las bajas temperaturas mejor que otras.

  • Primera capa: Es la más importante pues evitará que el sudor humedezca tu cuerpo y moje la ropa. Lee el punto dos más abajo para más información.
  • Segunda Capa: Tiene la función de abrigar. Acá puedes utilizar telas como lana, polar, chiporro o con contenido de pluma. Acá lo importante es que la prenda atrape el calor que genera tu cuerpo y no lo deje salir.
  • Tercera Capa: En inglés se le conoce como la “Shell Layer” y es la encargada de que elementos como la nieve, lluvia o el viento no atraviesen hacia tu cuerpo. Acá lo importante es que sea impermeable.

Capa alternativa: Capa de aislación. Ésta se utiliza cuando no vas a moverte y por tanto no vas a generar calor. Suelen servir parkas de pluma que además se empaquen pequeñas para poder llevarlas contigo y usarlas como extra de ser necesario.

 

2. La primera capa: No es cualquier capa.

Al momento de hacer tu maleta para vestirte en un viaje de invierno la más importante de las capas sin duda es la primera; y lo que muchos no saben es que debe ser de la tela correcta. Una primera capa de algodón solo aportará a aumentar el frío; si transpiras un poco el algodón se moja y se mantiene húmedo durante todo el día. La primera capa debe ser de fibras sintéticas o de lanas finas, su función es absorber tu sudor y evitar la humedad en el cuerpo.

Muchos cometemos el error de pensar que una polera manga larga sirve de primera capa cuando no es así; lo mismo con las pantis de mujer o los calzoncillos largos de los hombres. Acá lo más importante es la tela.

Piensa en los esquiadores o los escaladores de alta montaña. Se someten a temperaturas bajo cero constantemente y por eso sus equipos deben ser técnicos. No es necesario gastar millones en esto, pero si ser inteligente al elegir qué primera capa llevarás a tu viaje.

Si no tendrás acceso a una lavadora, existen primeras capas con telas anti-bacterianas que evitan los malos olores y te permiten utilizarlas por varios días.

 

3. Mantener las extremidades abrigadas (cabeza, manos y pies)

Es conocido que el calor tiene ciertas vías de salida del cuerpo que son más importantes que otras. Las extremidades suelen liberar gran parte del calor que tu cuerpo logra producir, por lo que es crucial mantenerlas abrigadas. Para vestirse en un viaje de invierno y elegir la ropa correcta para tu maleta ten en cuenta estas partes del cuerpo también:

  1. Manos: Utiliza guantes que sean térmicos y al mismo tiempo mantengan los elementos exteriores como lluvia y nieve alejados de ti. Si no estarás en un lugar con riesgo de lluvia o nieve, entonces puedes usar guantes de lana.
  2. Pies: Es importante utilizar calcetines que no sean de algodón, pues se humedecerán y mantendrán el frío contra tus pies. Igual que la primera capa, utiliza calcetines de lana o de fibras sintéticas.
  3. Cuello: Jamás olvides abrigar tu cuello. No importa cuántas capas ni lo abrigadas que sean, si no cubres tu cuello y evitas que el viento y frío entre por ahí, estarás perdido.
  4. Cabeza: El gorro es un infaltable. Sí, a nadie le gusta salir en las fotos con el pelo pegado a la cabeza, pero si inviertes en un gorro lindo y abrigado ya verás cómo mejora tu día en el frío.

 

 

4. Los zapatos adecuados

Los zapatos también son clave al momento de vestirte para el invierno. Averigua bien primero si estarás caminando sobre calles mojadas o con nieve. Si sales con zapatos no impermeables entonces será inevitable que el frío llegue a tus pies, y por tanto a todo tu cuerpo.

Botas de agua en caso de lluvia e interiores de chiporro en caso de frío extremo serán tus mejores aliados. Hoy hay tantas alternativas lindas en el mercado, que no hay excusa para no salir de tu hotel con los zapatos adecuados.

 

5. Calentadores de manos y pies

Si todo lo demás falla y aún tienes frío, entonces pregunta en los negocios por calentadores de manos y pies. Son pequeños stickers o bolsitas desechables que se pegan a los calcetines o ponen dentro de los guantes. Emanan calor por unas 5 horas y luego puedes botarlos a la basura. Los venden en todos los países más fríos y cuestan cerca de un dólar.

 

 

Como vez, vestirse para un viaje de invierno no es ciencia de cohetes, pero sí es importante salir preparado de tu casa. Si te preocupa mucho la moda puedes llevar capas exteriores de distintos estilos y colores y jugar con ellas. Las primeras capas y capas intermedias puedes repetirlas varios días; si son de las telas correctas y de buena calidad, no deberían tomar malos olores.

 

2 Comments
  • gotilo
    Posted at 19:18h, 12 mayo Responder

    Travel Me, thanks a lot for the post.Really thank you! Much obliged.

  • Orderacustomessay
    Posted at 06:02h, 11 mayo Responder

    Travel Me, thank you for this post. Its very inspiring.

Post A Comment