Transporte por avión lowcost: ventajas y desventajas

by Ale Werner
Transporte por avión

Si ya has viajado en avión algunas veces en tu vida, quizás el término “Low Cost” te de un ataque de pánico o te saque una sonrisa. La verdad es que dependiendo de cómo estás viajando es como deberías volar. Aquí te vamos a contar las ventajas y desventajas de elegir un transporte por avión lowcost,  cuales son las variables que debes tener en cuenta al momento de decidir. Dependiendo de tu tipo de viaje y tus necesidades, un viaje lowcost se puede convertir en algo más costoso que un transporte por avión con una empresa estándar.

Para aquellos lectores que no conocen el concepto, hoy a la mayor parte de los países y/o continentes están llegando aerolíneas lowcost. Básicamente estas aerolíneas te cobran una tarifa mucho menor por un servicio básico de transporte por avión; es decir, solo te van a llevar del punto A al B que compres. No incluyen comidas en vuelo (ni agua tendrás de cortesía), selección de asientos (los que en general casi no se reclinan), el equipaje se paga aparte y suelen ser las últimas en tener prioridad de despegue en los aeropuertos. Muchas incluso no cuentan con su propio personal aeroportuario, si no que subarriendan a los de otras aerolíneas más grandes. Esto lleva a mayor probabilidad en pérdidas de maletas y atrasos de vuelos.

¿Por qué debería entonces volar en Low Cost? Pues aquí te damos algunas variables a tener en cuenta antes de decidir, pues como verás, si quieres llevar equipaje y elegir tu asiento, esos dolares de ahorro ya no existirán.

Variables a tener en cuenta al momento de volar lowcost

Tus límites de presupuesto

Por supuesto, el primer punto es considerar tu presupuesto. Si estás en plan mochilero donde cada dólar cuenta, entonces estas aerolíneas serán tus mejores amigas. Pagas poco y cumplen en el transporte por avión, te llevan de A hasta B. En general esta es la principal razón por la que las personas deciden volar en lowcost, que como bien dice su nombre, son de “bajo costo”.

¿Que pasa con la seguridad en los vuelos lowcost?

Vamos a desmentir la creencia popular este punto… las aerolíneas lowcost son igual de seguras que cualquier otra que conozcas. Las afectan las mismas regulaciones, sus procesos y aviones son inspeccionados por las mismas personas e instituciones, los aviones lowcost son los mismos que otras usaban y aunque en general son de segunda mano, las mantenciones están al día. Volar en low cost NO es más inseguro que volar en otra aerolínea. Quizás el piloto tenga menos experiencia y el avión aterrice más fuerte, quizás se mueva más… ¡pero no se va a desarmar en el aire! La seguridad en los vuelos lowcost no debe ser una variable al momento de decidir.

ALSO READ:  ¿Tienes demasiadas millas/puntos de aerolíneas y no puedes usarlos? AVOLAR es la solución.

De todas formas, nunca es malo viajar asegurado. De hecho, aquí te contamos por qué jamás deberías viajar sin un seguro de viajes.

Tu equipaje

Las aerolíneas lowcost siempre te cobran por las maletas. Algunas cobran solo el equipaje facturado en bodega, otras incluso cobran por el equipaje que llevas en cabina. Piensa dos veces y cotiza bien tus pasajes teniendo en cuenta este punto, pues si quieres llevar un par de maletas entonces puede que incluso sea más conveniente pagar por un transporte por avión con una aerolínea estandar en vez de pagar estos extras a la lowcost.

Te damos un ejemplo:

En nuestro viaje al sudeste en general siempre había dos aerolíneas haciendo las rutas: Air Asia y Tiger Air (o algún otro “animal-Air”). Air Asia te cobra aparte por las maletas, mientras Tiger Air no. Como nosotros teníamos necesidad de facturar, nos convenía comprar el pasaje con Tiger Air que ya incluía la maleta; si pagábamos a Air Asia por los pasajes + maletas nos salía unos 10 dólares más costoso… ¡cuando viajas todo cuenta! Así que a sacar la calculadora y comprar el valor final, no solo el precio básico del ticket.

Las horas de viaje y la comodidad

Un viaje de 2 horas no es lo mismo para tu cuerpo que uno de 8 horas. Si te preocupa la comodidad, entonces una aerolínea lowcost será tu peor pesadilla. La base de su negocio es la optimización… de espacio, de personal, de comida, de servicios, ¡de todo!; si te pudieran cobrar por usar el baño, créeme que lo harían.

Si vas a pasar 8 horas arriba del avión (o quizás menos, eso depende de ti), quizás agradezcas el poder pedir un vaso de agua o contar con esos 5 centímetros extra de espacio para tus piernas. Si son solamente dos horas de viaje, quizás puedas sacrificar un poco de comodidad por unos dólares menos de costo.

Ten en cuenta que además los aviones suelen ser antiguos y reutilizados. Esto influye en que podrían ser menos cómodos que la flota de una aerolínea más costosa y lujosa. Asientos más duros, respaldos no ergonómicos, poco espacio de piernas, baños sin mucho cuidado, etc.

En este post te contamos algunos consejos para viajar en avión cómodo y feliz, ya sea lowcost o estandar.

Comida abordo del avión

La ley de murphy suele aplicarse mucho en los transportes por avión. Puedes creer que sobrevivirás 4 horas sin comer ni tomar nada de líquido, pero no necesariamente será así. En general volar en avión provoca sed por la necesidad de hidratación y, si son varias horas, también hambre. Un viajero preparado sube al avión con su botella de agua y su sándwich, pero hemos visto aerolíneas que hasta el agua te quitan antes de subir al avión. No sabemos si por regulaciones de inmigraciones, o por querer obligarte a comprar… nos pasó en un vuelo por AirAsia desde Bali en Indonesia hasta Sydney en Australia.

ALSO READ:  Nuestros 5 blog de viajes favoritos y por qué nos gustan

El servicio

Así como tratan de ahorrar en todo con tus propios costos, también lo hacen con su staff a bordo y en los aeropuertos. En general las aerolíneas lowcost trabajan con un sistema de vuelo “ida y vuelta” que les permite no pagar por estadía a sus tripulaciones. No esperes la mejor de las sonrisas ni la mejor de las atenciones. Si tienes un problema tampoco esperes que alguien se preocupe de resolverlo. Si perdiste el vuelo, a nadie le va a importar por qué y la probabilidad de que la aerolínea haga algo por tí es realmente baja. Aquí no hay piedad ni buenos deseos, básicamente… ¡esto es guerra!

Tampoco suele haber un buen servicio post-venta, ni de problemas técnicos o de reclamos. Si solo te contáramos nuestra experiencia con Vueling en Europa, cuando dejaron las maletas de todos los pasajeros en una escala, y tampoco fueron capaces de dar noticias a nadie en 3 días. Claramente los teléfonos no funcionaban, sus redes sociales solo daban respuestas bagas y el mail de contacto no existía… ¡no existía!. Creo que de las lowcost sale el dicho… “lo barato cuesta caro”.

Algunas tarjetas de crédito tienen seguros que cubren problemas en transporte por avión como pérdidas de equipaje, atrasos en los vuelos, pérdidas de conexiones, el no viaje por motivos de salud, etc. Aquí puedes leer más respecto a los seguros de viaje de las tarjetas de crédito.

Si no te importa esto y sigues prefiriendo ahorrar, entonces las lowcost son 100% para ti.

Elegir tu asiento

Otra cosa que te cobrarán extra es la posibilidad de elegir tu asiento. Si quieres desesperadamente una ventana vas a tener que pagar más. Si viajas en tu luna de miel y quieres irte junto a tu pareja, también vas a tener que pagar más.

Recuerda que cuando vuelas en lowcost no hay piedad. Aquí a nadie le va a importar que tu compañero de viaje sea psicológicamente importante para tus ataques de ansiedad. Quizás tienes suerte pidiendo a la gente en el avión que te cambie de asiento, pero si te quieres asegurar entonces tienes que pagar.

Tenemos la teoría de que el logaritmo de entrega de asientos de la aerolínea está diseñado para de alguna forma lograr que tengas el peor asiento del avión a 10 filas de tu compañero de viaje. Pero si aún así no quieres pagar, entonces te recomendamos llegar temprano al aeropuerto o hacer el check-in inmediatamente luego de que se abra. De esta forma al menos podrás salvarte de la última fila del avión.

ALSO READ:  Como evitar el maltrato animal en viajes

Los aeropuertos lowcost y de vuelos secundarios.

Los aeropuertos son uno de los más grandes ahorros para las aerolíneas lowcost que les permiten vender a precios bajos. En muchas ciudades hay más de un aeropuerto, uno grande y lujoso que suele ser el internacional de grandes aerolíneas, y otro más pequeño, antiguo y modesto donde salen vuelos nacionales y aerolíneas lowcost. Son aeropuertos secundarios. Claramente, no es de extrañar que en general las aerolíneas low cost vuelan desde y hacia los aeropuertos secundarios de las ciudades y, además, suele darse que estos que están más lejos del centro.

Piénsalo de esta forma: Un aeropuerto más alejado del centro de la ciudad estará en un terreno más económico, y al tener menos servicios e inversión en infraestructura las tarifas que se cobra a las empresas de transporte por avión serán también menores. Pero… para ti puede significar un viaje mucho más largo desde o hasta tu hotel.

Si de verdad estás en modo ahorro, entonces calcula también la diferencia en el traslado de tus hoteles/hostales hasta aeropuertos.

Por ejemplo, Londres cuenta con 4 aeropuertos. El principal está a 20 minutos de la ciudad conectado por la red de metro, mientras que aquel en que funcionan las aerolíneas lowcost está a 2 horas y por tanto el transporte hacia la ciudad es el doble o más costoso.

Entonces… ¿Debo volar en low cost o no?

La verdad es que depende de tu viaje; no hay una respuesta correcta. Pon en una balanza todas las variables anteriores y toma la decisión.

Nosotros hemos volado low cost muchas veces. Algunas han sido perfectas sin ninguna complicación, otras han terminado en pérdidas de maletas sin respuesta por días.

Quizás también te guste...

Leave a Comment

* Enviando este comentario estás de acuerdo con el registro de tu información. Prometemos no publicarla ni nada malo!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. si continuas navegando en él, es por que no tienes problema con esto. ¡Acepto!