Reservar entradas con anticipación

Reservar entradas con anticipación

Las ventajas y desventajas de reservar entradas con anticipación

Hoy la mayoría de los sitios turísticos en países más desarrollados permiten compra online y reserva de tickets con anticipación. Por ejemplo: el Coliseo en Roma, la Torre Eiffel en Paris o una galería de arte en Nueva York.

En temporada alta o si tienes poco tiempo para visitar cada ciudad o destino, el reservar tus entradas anticipadamente será un verdadero beneficio. Aquí te contamos las ventas y desventajas de comprar tus tickets por internet antes de tu viaje.

Hoy en día la tecnología nos deja hacer esto y mucho más. Para más consejos de aplicaciones útiles en viajes entra aquí.

Ventajas

1. Asegura tu entrada

Sobre todo en temporada alta los sitios turísticos se repletan. Aunque muchos lugares siempre dejan algunos tickets para la venta presencial el mismo día, muchos otros venden con días de anticipación todos los espacios para subir a un landmark o visitar atracciones.

Si viajas en temporada alta y mueres por hacer alguna actividad, entonces reserva tus tickets con anticipación

Fila para subir a la cúpula - Vaticano - Roma - Italia

La fila para subir a la cúpula del Vaticano puede durar horas.

2. Ahorro de dinero

En muchas ocasiones el realizar reservas online de, por ejemplo, museos o parques de diversiones, nos permite encontrar ofertas o poder comparar los precios de las entradas en distintos días de la semana.

Al hacer la búsqueda en una página web puedes ver los precios de todas tus alternativas y horarios. Quizás las entradas son gratis los domingos y los sábados cuestan 20 dólares; o quizás ir temprano en la mañana es más barto que en las tardes. Si este es el caso, no cometerás el error de ir el día equivocado o menos conveniente y reserva tus entradas con anticipación

También puede ocurrir que existan ofertas para compras con anticipación o con algún medio de pago específico. Esto ocurre para obras de teatro o festivales, no para museos ni galerías.

3. Ahorro de tiempo y evitar filas

Esto es clave. Si estás ajustado de tiempo y no quieres perder tiempo buscando las casetas de venta o haciendo las filas para sacar los tickets, entonces comprar online siempre será tu mejor opción.

Nunca sabes que tan lleno puede estar un lugar hasta que llegas a él. Imagina que visitas el Palacio de Versalles desde París y sólo al llegar te das cuenta de que está repleto y lo que pensabas iba a ser una larga visita al palacio de convierte en solo 3 horas por que pudiste entrar demasiado tarde. Las filas pueden durar varios cientos de metros para atracciones demasiado populares.

También hay muchos sitios, como el Coliseo en Roma, que venden los tickets por horarios de entrada. Tienes, por ejemplo, entre 10:00 am y 11:59 am para entrar al Coliseo. Si llegas al lugar y sólo hay horarios para más tarde, entonces te enfrentarás a una espera innecesaria y quizás aburrida.

Coliseo - Roma - italia

Cada día cientos de personas visitan el coliseo romano.

4. Organiza mejor tu día

Lo más importante cuando viajamos, sobre todo si es con poco tiempo, es lograr organizar nuestros días. La mayoría de los viajeros preferimos salir del hotel u hostal con una idea de qué visitaremos.

El reservar tus entradas con anticipación sí puede ayudarte a esto. Como te decíamos, evitas filas innecesarias y puedes ingresar directamente en tu horario establecido. Una vez dentro, el tiempo que dediques a recorrer el lugar es tu decisión.

El evitar imprevistos siempre es importante cuando viajamos, sobre todo si tenemos poco tiempo por cada ciudad o lugar.

Desventajas

1. Poca flexibilidad.

Si eres de esos viajeros que se dejan llevar por el momento y no saben lo que van a hacer, entonces reservar entradas con anticipación no es para ti. Una vez hecho el pago por internet son casi nulas las posibilidades de hacer cambios de fecha o de horario.

Así como para algunos es lo mejor saber que harán y organizarse, para otros puede ser un dolor de cabeza.

Museo Hermitage, San Petersburgo, Rusia

Las entradas al Hermitage en San Petersburgo se agotan con días de anticipación en temporada alta.

2. Si tuviste un imprevisto, perdiste.

Imagina que tu vuelo a Nueva York se retrasó un día completo y justo tenías entradas reservadas para subir el Empire State. Acá los imprevistos siempre nos van a jugar en contra. Quizás de tu hotel te entiendan y te reembolsen el dinero del día que perdiste, pero lo más seguro es que los museos y atracciones turísticas no tengan la mima política.

También puede que justo ese día amaneciste con un dolor de cabeza insoportable o enfermo; y no quieres salir de tu habitación. Es un riesgo que existe.

Por suerte hay algunos seguros de viaje que incluyen en sus pólizas la responsabilidad en caso de cancelaciones y retrasos de vuelos, o de enfermedades. También hay algunas tarjetas de crédito que cubren estos gastos si haz pagado todo con ellas, como las Mastercard Black o las Visa Platinum.